Síguenos en redes

Hola, ¿qué estás buscando?

Vanitas

Cultura

Ópera Metropolitana

Ópera Metropolitana
Lincoln Center
El holandes errante
Por Elga Wimmer

     La producción de François Girard de The Flying Dutchman, que se estrenó el 2 de marzo en la Metropolitan Opera de Nueva York, se vio truncada después de lo que resultó ser su presentación final el 10 de marzo, que tuve la suerte de ver.

     El aspecto maravilloso de una ópera con música de Richard Wagner es siempre la magnífica partitura de este maestro compositor. Rara vez algún director ha fallado en cumplir las expectativas póstumas de Wagner a través de los siglos. Y así es con esta representacion dirigida por Valery Gergiev.

La partitura de Wagner recuerda a los grandes compositores románticos alemanes, con un trasfondo de drama poderoso, que sobresale en los personajes de Senta y su prometido Erik. (Ver romance en el acto III, que es muy lírico y romántico). Wagner originalmente escribió el trabajo que se realizaría sin interrupción, un ejemplo de su propensión a romper con la tradición, y la Metropolitan Opera fue fiel a esta directiva en este set de dos horas y veinticinco minutos.

Ópera Metropolitana
Lincoln Center
El holandes errante
Por Elga Wimmer

     La escena de apertura, con el gran coro de gente del pueblo, fue de gran efecto visual. Una nave medieval situada frente a un pintoresco cielo turneresco evocaba misterio y drama. Los colores oscuros y premonitorios, el uso del negro, el gris y el azul profundo, desde el escenario de fondo, hasta la embarcación y la ropa de la tripulación, conjuraron las Pinturas negras de Goya y fomentaron una escena intensamente inquietante. Los proyectores digitales completaron el diseño del escenario, imitando mares tormentosos y vientos violentos.

Ópera Metropolitana

     En medio de este conjunto de sombras y luces, aparece una figura fantasmal, y comienza la historia: el mítico marinero holandés, condenado a vagar por la eternidad, hasta que encuentra a la mujer que lo sigue con amor y veracidad hasta los confines de la tierra.

    Presentado por un bailarín como sustituto de Senta, la reinterpretación de Girard de este personaje central parecía demasiado escenificada, como si fingiera una pieza coreográfica de Martha Graham. Este esfuerzo fue eclipsado por la soprano Anja Kampe como Senta, una soprano Wagneriana líder en Europa, cuya presencia en el escenario tuvo un éxito sensacional.

Su rico y cálido canto en la descripción lírica del aún desconocido (para ella) retrato de marinero, cambió a una intensidad feroz al presionar para dejar atrás a la amable Daland, tal como la interpretó hábilmente el bajo estentiano Franz-Josef Selig, para el misterioso holandés, a quien el barítono bajo Evgeny Nikitin dio vida de forma convincente. Vestida de rojo dramático, Senta recordó la representación clásica de Ava Gardner en la versión de Hollywood de The Dutchman, como Pandora. Una fuerza sensual de la naturaleza, Senta domina el centro del escenario.

Ópera Metropolitana
Lincoln Center
El holandes errante
Por Elga Wimmer

    Evgeny Nikitin como el holandés aparece como una figura casi heroica como Siegfried. Su demanda de Senta, justo después de la presentación de su padre Daland, para seguirlo por la eternidad y renunciar a su prometido Erik (el tenor de voz musculosa Sergey Skorokhodov que trató de lastimar a Senta en un pasaje maravillosamente lírico), fue la de un divino poder, una figura surrealista como un semi-dios. El dúo de Senta y el holandés representa uno de los aspectos más destacados de esta producción. Ambos artistas culminan su respectivo anhelo, desesperación y esperanza con una actuación sobresaliente al final del acto II.

Ópera Metropolitana

    Y en una innovación de diseño de conjunto particularmente llamativa, las cuerdas verticales cubrían el escenario como una cortina gigante transparente, girada y retorcida por un coro de mujeres de la ciudad que trabajan en ruedas giratorias, mientras que los hombres están en alta mar. El impresionante efecto visual me recordó a una pintura de Pat Steir, como un cuadro vivo, la escena se presentó a través de un marco como si el público estuviera viendo una pintura en movimiento.

     En la versión cinematográfica del holandés, el marinero condenado pinta una imagen de su futura novia antes de haberla visto. En la ópera The Flying Dutchman, Senta está tan fascinada con la historia y el retrato del holandés que promete seguirlo y salvarlo del castigo eterno. Solo podemos ver el ojo del holandés mirando al público, una imagen omnipresente más grande que la vida que abarca todo el escenario al principio y al final de la Ópera.

¿Habría predicho los tiempos difíciles de hoy, como en las Pinturas negras de Goya? Dado que la realidad actual finalmente cerró la presentación del espectáculo antes de tiempo, con el temor de que una plaga moderna invisible apague las luces sobre Broadway y arroje la legendaria vida cultural de la ciudad en una oscuridad indeterminada: el proverbio “el arte imita la vida” nunca sonó tan verdadero. METRO

Ópera Metropolitana
Lincoln Center
El holandes errante
Por Elga Wimmer

Nota del editor:
Mientras la Metropolitan Opera está cerrada, esta actuación estará disponible en línea en www.metopera.org/season/on-demand/, así como todas las aplicaciones de Met Opera on Demand.
Cortesía republicada de la revista M / intheArtworld.com / Nueva York
editor@intheArtworld.com / +1.212.956.0614

Evgeny Nikitin como el Holandes Errante y Anja Kampe como Senta
Foto: Ken Howard / Met Opera, New York.
Foto: Ken Howard / Met Opera, New York.
Una escena del Holandes Errante de Wagner, 2020

Haga clic para comentar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede que también te guste

Realeza

Hablemos de memoria histórica y el Rey Juan Carlos I – Recuerdo perfectamente el día 20 de noviembre de 1975, el día en que...

Política

Estimado Sr. Presidente del Gobierno, Debo comenzar esta carta reconociendo que es Ud. un hábil superviviente. El haber ganado la Secretaría General de su...

Política

Más de setenta personas, que ejercieron responsabilidades política diversas y bajo gobiernos de diferentes orientaciones políticas durante el reinado de Juan Carlos I -Ministros,...

Política

UN GRAN DEMÓCRATA, UN GRAN REY – Vivimos tiempos de desasosiego e incertidumbre. El mundo de los valores parece difuminarse y recordamos con nostalgia,...