Síguenos en redes

Hola, ¿qué estás buscando?

Vanitas

Sociedad

La vergonzosa decisión del gobierno griego

La vergonzosa decisión del gobierno griego: No habrá funeral de Estado por el rey Constantino II  por Carlos Mundy

El martes 10, SM el Rey Constantino  II de los Helenos falleció a la edad de 82 años. Tras su muerte, la oficina privada del difunto rey emitió un comunicado que decía «Con profunda tristeza, la Familia Real anuncia que SM el Rey Constantino, amado esposo, padre y hermano, falleció ayer, 10 de enero de 2023, mientras recibía tratamiento en el hospital «HYGEIA» de Grecia».

Antes de acceder al trono y como príncipe heredero, ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Roma de 1960, la primera medalla de oro del país en casi 50 años. Fue recibido por la población de Atenas como un héroe. Tras la muerte del rey Pablo en 1964, fue coronado y desde el principio de su reinado intentó modernizar el país.  En el verano de 1965, miles de ciudadanos tomaron las calles de todo el país en protesta por la destitución del primer ministro centrista, Yeoryios Papandreou, y siguieron dos años de inestabilidad política que culminaron con el golpe de Estado de los Coroneles, el 21 de abril de 1967.

Con el palacio rodeado de tanques, el rey se vio obligado a reconocer el gobierno de los golpistas, pero desde el primer momento planeó su derrocamiento. La junta, dirigida por el coronel Georgios Papadopoulos, consolidó brutalmente su régimen utilizando la censura, las detenciones masivas de opositores, la tortura y los encarcelamientos. Los oficiales monarquicos de la marina, con el conocimiento de su rey, intentaron sin éxito derrocar a los coroneles en junio de 1973 y Papadopoulos declaró el país una república, refrendada posteriormente en un plebiscito amañado.

En 1974, la Junta Militar se derrumbó y fue sucedida por un gobierno civil. El gobierno de Konstantinos Karamanlis celebró otro referéndum para determinar si el rey debía ser restaurado en su trono, pero a Constantino no se le permitió volver a hacer campaña en su propio nombre, sino que solo pudo dirigirse desde Londres por radio y television. Esta falta de protocolo democrático inaceptable debería haber invalidado los resultados del referéndum.

A partir de entonces, durante décadas, se impidió al Rey visitar Grecia, salvo brevemente y en contadas ocasiones: para el funeral de su madre en 1981 y para un intento de vacaciones en 1993. Al año siguiente, el gobierno griego de Andreas Papandreu  le retiró la nacionalidad griega a la familia real y expropió  todos sus bienes. En 2002, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó al Estado griego a indemnizarle con 12 millones de euros por los bienes confiscados. Sin embargo, tardó otros dos años en pagar el dinero y, cuando lo hizo, el gobierno lo sacó de su fondo para catástrofes naturales extraordinarias en lugar de las reservas generales. Como represalia, el Rey utilizó el dinero para crear la Fundación Reina Ana María, destinada a ayudar a los griegos que sufren catástrofes naturales. El gobierno griego actuó de forma injusta y vengativa y le insultó al no permitirle ser griego.

Finalmente, se permitió que el Constantino regresara a vivir a Grecia en 2013, mucho después de los acontecimientos que lo habían derrocado del trono. Ahora ha fallecido uno de los jefes de Estado de Grecia y el gobierno griego ha vuelto a tomar otra decisión vergonzosa que muestra tal vileza que se refleja negativamente en el gobierno y en el país en su conjunto.

El gobierno dirigido por el primer ministro Kyriakos Mitsotakis, ha tomado la sorprendente decisión de despojar de todo reconocimiento estatal el funeral que se celebrará el lunes 16 de enero en la Catedral Metropolitana de Atenas. El servicio será oficiado por el arzobispo Hieronymos, cabeza de la Iglesia Ortodoxa Griega.

El gobierno no le rendirá honores de Estado, ni militares, y estará representado únicamente por el ministro de Cultura. Es un día vergonzoso para la República Helénica y su gobierno y un insulto a las familias reales que asistirán, incluidas las de España, Reino Unido y Dinamarca.

Independientemente de cualquier favoritismo político que pudiera esperarse de cualquier lado del espectro político, el Rey será enterrado como un ciudadano de a pie a pesar de haber servido como Jefe de Estado, a pesar de sus incuestionable patriotismo y a pesar de su vida de servicio. Será enterrado en el cementerio de Tatoi, la casa que el gobierno le robó, como un ciudadano normal, tras haberle sido revocada la nacionalidad durante una parte considerable de su vida, sin reconocimiento alguno por su contribución a la nación.

Esta vergonzosa decisión del gobierno griego contrasta con la de Rumania, también una república que celebró un funeral de Estado completo para su antiguo rey Miguel II en Bucarest en 2017. Demuestra la falta de compasión y empatía hacia la familia y hacia los monárquicos griegos. Está claro para todos que el actual gobierno teme que un funeral de Estado hubiera despertado el sentimiento monárquico y la simpatía por el príncipe heredero Pablo, que es ahora el legítimo Rey de los Helenos.

https://www.greekroyalfamily.gr/

No habrá funeral de Estado por el rey Constantino II  por Carlos Mundy

Haga clic para comentar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Puede que también te guste

Belleza

«TODA LA VERDAD SOBRE LA GIMNASIA FACIAL« Fruncimos el ceño – y se nos hace un pliegue entre las cejas. Nos sorprendemos demasiado –...

Sociedad

Studio 54: el ultimo templo del hedonismo – Llegue a Nueva York por primera vez en mi vida a finales de septiembre de 1978...

Realeza

Hablemos de memoria histórica y el Rey Juan Carlos I – Recuerdo perfectamente el día 20 de noviembre de 1975, el día en que...

Cultura

ALFONSO XIII Y LA FAMILIA IMPERIAL RUSA:UN MISTERIO POR RESOLVER El Palacio Real de Madrid, abrió al público en setiembre de 2018 la exposición...