Síguenos en redes

Hola, ¿qué estás buscando?

Vanitas

Política

Defender al Rey es defender la Constitución

Muchas cosas han pasado en España desde que se publico por primera vez mi novela La Posada del Tucán en 2009 (Ediciones B).  A mi me resulta muy preocupante que se reabran las heridas del pasado cuando prácticamente no quedan supervivientes de aquellos  años de la II republica, la guerra civil y el régimen del General Franco. Todo comenzó a ir mal durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero  ( 2004-2011)  y su innecesaria  Ley de Memoria Histórica del 31 de octubre de 2007. Ley innecesaria porque la transición de la dictadura a la democracia había finalmente cerrado las viejas heridas de la guerra civil.

Tras las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019 gana con una mayoría simple el Partido Socialista Obrero Español con la promesa de que nunca gobernaría con los comunistas de Unidas Podemos. Promesa que incumplió inmediatamente después formando un gobierno de coalición  con miembros comunistas cuyo único objetivo desde la formación del mismo ha sido destruir el régimen del 78. Una transición de un régimen totalitario a una democracia plena que fue modélica y que tantos sacrificios políticos costo bajo el liderazgo extraordinario del Rey Juan Carlos I al que se le reconoció ser  el verdadero motor del cambio.

El Rey Juan Carlos ha  cometido algunas equivocaciones en el ámbito personal que han sido contadas y manipuladas  por los medios subvencionados por el  gobierno hasta la saciedad. Estos mismos medios disimulan  o hasta justifican todos los escándalos del  gobierno social-comunista:

  1.            Las subvenciones millonarias a medios de comunicación
  2.            La inclusión de Pablo Iglesias en la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia, que controla al Centro Nacional de Inteligencia (CNI),
  3.            EL control  de RTVE por la ultra izquierda
  4.            La destitución injustificada del Jefe de la Guardia Civil de Madrid
  5.            La inconstitucionalidad del estado de alarma
  6.            Delcy Gate
  7.            La injustificada subvención millonaria por la SEPI a la aerolínea de propiedad venezolana Plus Ultra
  8. La luz mas cara de la historia
  9.            El apoyo a las dictaduras venezolana, cubana y nicaragüense incluyendo la venta  a Cuba de armas de represión policial.
  10. La ruina de los autónomos
  11. El incremento de subvenciones a los sindicato
  12. El peor enemigo de los jóvenes españoles. Según se desprende de este informe, uno de cada tres menores de 30 años no tiene ingresos, además, muchos jóvenes han perdido su empleo, y no han podido acogerse al Erte,
  13. La financiación ilegal de Unidas Podemos
  14. La denuncia a Margarita Robles a la UDEF por millonarias cuentas en paraísos fiscales

Amen de ser el gobierno mas grande, mas caro y mas ineficaz desde 1978 y con mas asesores nombrados a dedo en el peor momento posible con una gran recesión económica a la vuelta de la esquina. 

El problema viene por ser el gobierno más minoritario en 40 años de democracia  y por haber Pedro Sánchez haber vendido su alma a los radicales de izquierda, los anti sistema y los independentista. Tenia una mejor opción si hubiera antepuesto los intereses de España a los suyos personales  apoyándose en las fuerzas constitucionalistas y no en las que quieren derribar el régimen nacido de la Constitución del 78.

Los continuados ataques al rey Juan Carlos I poco tienen que ver con sus equivocaciones privadas que palidecen con los errores, mentiras  y posibles delitos cometidos por el ejecutivo de Pedro Sánchez que son  asuntos públicos. El 2 de Junio de 2014 el Rey abdico a favor de su hijo que asumió el trono como Felipe VI y finalmente se retiro de la vida publica 5 años después. Fue el Rey Felipe VI quien con un gran tacto y una sagacidad política extraordinaria paro el golpe de estado de los independentistas de 2017 cosa que no le perdonan. 

Desde entonces  tumbar la Constitución y forzar el cambio constitucional, une programáticamente a los partidos independentistas catalanes y vascos  y al partido de ultra izquierda (Unidas Podemos) que esta en el gobierno. Se ha convertido en su leitmotiv  y en su obsesión.

Cualquier excusa es buena para intentar destruir la monarquía. El Rey Juan Carlos es sólo la excusa ideal  porque lo  consideran el eslabón mas frágil  desde que abdico para ese objetivo superior que es conseguir de una manera o de otra el cambio de régimen. El independentismo lo persigue para facilitarse la autodeterminación; y la extrema izquierda, entre otras razones, para alcanzar la fantasía de una república federal.

La operación para destruir el régimen del 78 por parte de miembros del actual gobierno social-comunista y sus socios independentistas  continua con su campaña contra el modo de estado establecido en la Constitución española aprobada en el referéndum del 6 de diciembre de 1978, como un Estado Social y Democrático de Derecho, con un sistema de gobierno, regido por la Monarquía Parlamentaria. Ante estos ataques constantes, el presidente calla y el que calla, otorga.

Todo cargo publico cuando accede al mismo jura o promete por su conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo con lealtad a Su Majestad el Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución, como norma fundamental del Estado. Por ello están obligados a cumplir con este requisito cuando acceden a la condición y derechos plenos, para ser miembros del Congreso de los Diputados, una vez que son elegidos en unas elecciones generales totalmente democráticas. Pero en este gobierno de la mentira, incumplen sus obligaciones y no pasa nada. Todo una inmoralidad.

El Gobierno que preside Pedro Sánchez y sus socios de  gobierno de ultra izquierda  a los que se suman los partidos independentistas pretendan que sea aprobada  la  mal llamada «Ley de Memoria Democrática»,  que sustituiría a la Ley de Memoria Histórica de 2007 y reescribir la historia de España desde la instauración de la Segunda República hasta que volvió la democracia a nuestro país.

Reescribir la historia es muy tentador y típico de regímenes autoritarios. El gobierno de Putin lo esta haciendo para blanquear los crímenes cometidos por el régimen totalitario soviético. La izquierda española, carente de ideas o de un nuevo programa coherente, ha repudiado parcialmente la próspera y ampliamente descentralizada democracia nacida de la Constitución del 78 alegando que estaba manchada por la dictadura de Franco, aunque puso fin a ésta. El “antifranquismo” se ha convertido en una bandera central, atribuyendo a un dictador desaparecido hace más de cuatro décadas el poder de dominar los asuntos españoles desde más allá de la tumba. 

Más que en ningún otro lugar,  en España las polémicas sobre la historia reciente forman una parte importante de la controversia política actual. Una verdadera tristeza pero esta claro que el gobierno social-comunista pretende con esta ley hacer lo mismo que Putin y blanquear los crímenes cometidos por la izquierda tanto durante la II republica como durante la terrible Guerra Civil.  Durante la contienda fratricida se cometieron  terribles crímenes por ambas partes  y una Ley como esta debería contemplar todos los crímenes y no solo los que les interesa al gobierno de turno.

El régimen del General Franco no fue un régimen ideal. Muy lejos de ello. Fue un régimen totalitario pero no dictatorial como los de Hitler, Mussolini, Mao, Stalin o Lenin. Eso nadie lo discute. Tampoco fue  ideal la II republica que tanto añoran  los miembros mas extremistas del actual gobierno de España. LA II republica nació con buenas intenciones pero pronto se radicalizo cayendo bajo el control de los comunistas y la influencia soviética. EL régimen franquista tuvo muchas sombras, especialmente en los primeros 15 años tras el fin de la guerra donde la represión contra los que el régimen consideraba indeseables fue implacable, pero mantuvo a España fuera de la II Guerra Mundial como narro en  mi novela la Posada del Tucán. Por otro lado es de justicia decir que durante la segunda mitad de su gobierno, la economía española creció y en la década de 1960 el crecimiento económico fue el segundo después de Japón surgiendo una boyante clase media que hasta entonces no existía. De hecho, esta clase media fue el apoyo del régimen entre 1960 y 1975.  Si se aprueba la nueva ley de Memoria Democrática,  recordar estos hechos históricos será un delito!

La mayoría de los españoles del siglo XXI no apoyan las fantasías de la llamada “memoria histórica o democrática”, que no es ni historia, ni memoria, ni democrática. Trágicamente en España como en el resto de Europa la mayor parte de las nuevas generaciones son ignorantes de la historia y por ello reabrir heridas que estaban bien cerradas es una aberración.  España no se merece estos gobernantes que nuevamente quieren  dividir  a los españoles, en un momento donde hay otros problemas más graves que resolver como la pandemia y la crisis económica.

La historia es una interpretación por parte de hombres y mujeres (los historiadores)  de nuestro pasado y  pocos de ellos no caen en la tentación de añadir su punto de vista personal y singular.  Dicho esto, ningún gobierno del mundo debería poder re-escribir la historia. Seria conveniente  recordar que los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla.

La intolerable presión mediática a la que  fue sometido el Rey Juan Carlos, el mejor Rey de nuestra historia, como parte de la campaña en contra del modo de estado establecido en la Constitución española, le hizo tomar una de las decisiones mas duras de su vida y hace mas de un año en un acto de absoluto patriotismo, poniendo los intereses de la Corona por encima de los suyos y como un ultimo gran acto de servicio al país al que ha dedicado su vida, decidió abandonar  España temporalmente. A fecha de hoy no ha regresado. Cabe mayor ignominia, mayor injusticia, mayor desagradecimiento?  

No dejemos que nos engañen. Los enemigos del régimen del 78,  desde dentro del propio gobierno y con sus aliados anti-sistema e independentistas, quieren su venganza contra la monarquía. Entre tanto intentan manipularnos y tenernos entretenidos para que no nos demos cuenta de sus fechorías y su desgobierno.

Se arrogan con el máximo descaro a llamar fascistas a  todos los que nos atrevemos a no estar de acuerdo con sus postulados.  Están intentando imponer un pensamiento único y son ellos los que decidirían lo que debemos pensar y decir sin cuestionarnos nada.   ¿Hay algo menos democrático? No  se van a salir con la suya. Los españoles ya no les creemos porque han perdido toda credibilidad. La mentira descarada es su pan de cada día y la utilizan sin ruborizarse.

Que quede claro, defender al Rey es defender  la Constitución.

3 Comentarios

3 Comments

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Puede que también te guste

Realeza

Hablemos de memoria histórica y el Rey Juan Carlos I – Recuerdo perfectamente el día 20 de noviembre de 1975, el día en que...

Belleza

“TODA LA VERDAD SOBRE LA GIMNASIA FACIAL“ Fruncimos el ceño – y se nos hace un pliegue entre las cejas. Nos sorprendemos demasiado –...

Política

Estimado Sr. Presidente del Gobierno, Debo comenzar esta carta reconociendo que es Ud. un hábil superviviente. El haber ganado la Secretaría General de su...

Realeza

Hace más de un año, en un acto de absoluto patriotismo y poniendo los intereses de la Corona por encima de los suyos, y...