Síguenos en redes

Hola, ¿qué estás buscando?

Vanitas

Joyas

Naturaleza atemporal: un diseño eterno

La salvaje espontaneidad de la naturaleza (sus formas, texturas y colores orgánicos y, en ocasiones, impactantes) siempre ha despertado la creatividad del ser humano. La majestuosidad y el poder de la naturaleza sobre todos nosotros han moldeado la mente humana a lo largo de los tiempos y generado una potente mezcla de fascinación y respeto de la que se nutren los procesos creativos más excepcionales. Los pintores, escultores, compositores, paisajistas y, por supuesto, relojeros nunca han sido inmunes al influjo casi mágico de la naturaleza a la hora de definir quiénes somos y cómo nos expresamos.

Cuando Rado confirmó su colaboración con Grandi Giardini Italiani en 2017, surgió la apasionante oportunidad de aunar su interés común por el diseño, la belleza y la naturaleza en su máxima expresión.


Para ambas organizaciones, que compartían esos valores a pesar de proceder de ámbitos marcadamente diferentes, esto proporcionó nuevas oportunidades y una perspectiva más amplia y rica con una excepcional energía creativa. El ambiente positivo de los primeros contactos prendió la chispa de una nueva colección: Rado True Thinline Nature.

Desde entonces, el producto ha madurado y nos atrevemos a decir que ahora ha florecido por completo, con tres nuevos modelos que rinden homenaje por igual al diseño excepcional, la naturaleza eterna y los materiales futuristas. Esta nueva colección, que tiene el acertado nombre de Rado True x Great Gardens of the World, constituye sin duda un logro excepcional
de excepcional sutileza y armonía, algo que queda patente a primera vista.

Las hojas de roble comparten un susurro del magnífico y glorioso poder de la naturaleza y su lugar en la eternidad, mientras que el embriagador aroma del jazmín nos transporta a nuevos lugares repletos de fabulosas sorpresas y sensualidad.


El primer reloj de la serie, o “Chapter 1”, es una pieza espectacular y llena de inspiración, con la caja y el brazalete de cerámica turquesa: un material atemporal que hace despertar numerosos sentidos a la vez.


Alojada en esa suave y luminosa caja con diseño de monobloque hay una esfera de nácar con un tono a juego y delicados adornos en técnicas bellamente complementarias: elementos orgánicos de estilo filigrée y cloisonné con motivos inspirados en la naturaleza; y flores de jazmín, que pueden contemplarse sin que las agujas de color oro rosa supongan un obstáculo.

En cada índice, un diamante Top Wesselton añade delicadas notas de brillo a la esfera, protegida por un cristal de zafiro con revestimiento antirreflejo en ambas caras. La caja negra de titanio incluye una ventana de cristal de zafiro ahumado que permite entrever y admirar el mecanismo Rado calibre R763, una obra maestra de la tecnología en sí mismo.


El segundo modelo, o “Chapter 2”, transmite unas sensaciones más misteriosas, como música en un bosque al atardecer o una encantadora visita a medianoche en compañía de alguien especial. Cerámica de alta tecnología de color negro, esfera de nácar a juego con brillantes flores de jazmín, agujas de color oro rosa y un diamante Top Wesselton en cada índice: alegría deslumbrante bajo el cielo de medianoche.

En el reverso lleva una tapa de titanio con revestimiento PVD de color negro y cristal de zafiro ahumado, para los portadores curiosos o introspectivos. En el interior del reloj va alojado el mismo mecanismo Rado calibre R763 de las otras versiones, equipado con una espiral de NivachronTM antimagnética, para disfrutar de una protección y una exactitud idénticas y excepcionales.


El “Chapter 3” también desprende misterio y sofisticación, quizá en ambientes ligeramente menos lujosos, como entornos urbanos. Testigos de un paseo pleno de orgullo y confianza después de una agradable cena, recorriendo los sagrados jardines hasta el auditorio, sus relucientes diamantes y la noche profunda reflejada en la esfera de nácar son una auténtica declaración de grandes logros y de lo que aún está por venir.

El patrón de hojas de roble delicadamente grabado habla del lugar vital de la naturaleza en la existencia humana. La mano roza suavemente la caja de cerámica, elegante y suave: una delicia atemporal y un claro recordatorio de la capacidad del ser humano para la innovación, el encanto y la adaptación eterna.

De hecho, los jardines de Great Gardens of the World son un testimonio duradero del poder de la creatividad humana y de nuestro marcado y constante instinto de supervivencia, y han perdurado a lo largo del tiempo, enfrentándose en ocasiones a desafíos superados gracias a la valentía y al cuidado, detrás de lo que han estado a menudo las manos humanas.

Esas mismas manos que dan forma, esculpen y labran con maestría cada una de las pequeñas piezas que acaban convirtiéndose en un magnífico reloj o un jardín fantástico e inspirador.

Acerca de Great Gardens of the World

En la mayoría de los países, desde tiempos inmemoriales, reyes, papas, sultanes y magnates industriales han encargado la creación de jardines, que han usado como demostración de su buen gusto, poder y supuesta autoridad sobre la naturaleza. No fue hasta finales del siglo XIX cuando los jardines comenzaron a abrirse al público y a destinarse a uso comunitario, y cuando la naturaleza empezó a apreciarse como un elemento vital de nuestra existencia en nuestro pequeño planeta azul.

En los últimos tiempos, los jardines se han convertido en una especie de modernas ágoras donde la gente se reúne y mezcla, y algunos de los mejores diseños a menudo están financiados por fundaciones privadas o públicas.


Por ello, resultaba natural (casi literalmente) para una marca como Rado, siempre con la vista puesta en el futuro, forjar un vínculo con Great Gardens of the World. Esta aventura comenzó en 2017 con Grandi Giardini Italiani y, a día de hoy, el grupo integra centros e instituciones de numerosos países, incluyendo las obras de algunos de los mejores paisajistas del mundo.

Queremos agradecerles especialmente que hayan compartido su creatividad y visión con el resto del mundo, y dar las gracias igualmente a Great
Gardens of the World por su excepcional contribución a la experiencia humana en formas que, en conjunto, resultan espirituales, orgánicas y visualmente espléndidas. www.greatgardensoftheworld.com

Haga clic para comentar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Puede que también te guste

Realeza

Hablemos de memoria histórica y el Rey Juan Carlos I – Recuerdo perfectamente el día 20 de noviembre de 1975, el día en que...

Belleza

“TODA LA VERDAD SOBRE LA GIMNASIA FACIAL“ Fruncimos el ceño – y se nos hace un pliegue entre las cejas. Nos sorprendemos demasiado –...

Política

Estimado Sr. Presidente del Gobierno, Debo comenzar esta carta reconociendo que es Ud. un hábil superviviente. El haber ganado la Secretaría General de su...

Realeza

Hace más de un año, en un acto de absoluto patriotismo y poniendo los intereses de la Corona por encima de los suyos, y...